viernes, 24 de mayo de 2019

SE NOS JUBILA VICENTE


Se jubila Vicente Galindo y lo hace en olor de multitudes. Los compañeros lo adoran y no es para menos. Vicente entra en la historia del Colegio como el hombre capaz, afable, bondadoso y servicial que ha acompañado y tutelado a varias generaciones de abogados, como si de un padre se tratara.

Vicente, el alma del Colegio. Durante muchísimos años atendiendo todos los cometidos y tareas en solitario, prácticamente sin medios –la máquina de escribir puesta boca arriba porque no le cabía en la mesa- y sacándolo todo adelante, él sabrá cómo.

Vicente, el hombre al que Larra no conoció, porque si lo hubiese conocido, no habría escrito aquello de “vuelva usted mañana”. Jamás postergaba una gestión, ni posponía una petición. “Espera que te lo llevas hecho”. El gestor resolutivo, el funcionario que todo lo hacía sencillo, rápido y sobre la marcha. Habrá quien le iguale en eficacia pero no en disponibilidad ni en espíritu de servicio.

Vicente, quien sin duda alguna ha sido un maestro para sus compañeros de la plantilla del Colegio. Inma, Marta, Elena, Pedro… ahora quedan en cierto modo huérfanos, pero reciben como herencia el reto de igualarle en hoja de servicios y prestigio personal.

Se nos va no sólo el Oficial Mayor –lo de Mayor nunca mejor dicho, en todos los significados de la palabra-, sino el amigo. Y se le va a echar mucho de menos.

Francisco Artero Montalván
Abogado




SE NOS JUBILA VICENTE Se jubila Vicente Galindo y lo hace en olor de multitudes. Los compañeros lo adoran y no es para menos. Vicen...

PUBLICACIONES ANTERIORES